SEBASTIAN PIÑERA HACIA UN NUEVO PERIODO PRESIDENCIA

TU NO ESTAS SOLO O SOLA EN ESTE MUNDO Si te gusto un artículo, compártelo, envialo a las redes sociales : Twitter o Facebook.


Nosotros acompañamos al ex presidente Piñera en la Campaña a la presidencia, en su gobierno y ahora en la próxima candidatura para un segundo gobierno

lunes, 6 de enero de 2014

presidente sebastián piñera

Presidente Piñera realiza primera Cuenta Pública regional de su Gobierno

05 de enero de 2014

Presidente Piñera realiza primera Cuenta Pública regional de su Gobierno

En el marco de su visita a la región de Magallanes y de la Antártica Chilena, el Jefe de Estado realizó un balance de lo que ha sido su gestión durante estos casi cuatro años de Gobierno y el estado de avance de los compromisos asumidos durante su gestión, los que quedarán plasmados en el documento "Chile avanza con todos, en Magallanes y La Antártica".

· Durante su discurso, destacó las importantes cifras de crecimiento en la región, que la llevan a ocupar el liderazgo nacional en esta materia, luego de un período prolongado de estancamiento, así como su baja tasa de desempleo, que supera levemente el 4% y la duplicación del "aporte que hace el Gobierno Central a los Fondos de Inversión de Desarrollo Regional, con lo cual le estamos dando no solamente más recursos, sino que también más autonomía, más independencia al desarrollo de la región", enfatizó el Mandatario.

A continuación el discurso íntegro del Presidente de la República:

Hace muchos años, un chileno ilustre, y que se transformó probablemente en el más grande pianista chileno de todos los tiempos, ¿lo conoció usted, ministro?, Claudio Arrau, tocó en La Moneda ante un Presidente que pienso que era el Presidente Ramón Barro Luco, y él quedó tan impresionado que tomó cartas en el asunto y le permitió continuar con sus estudios y nos regaló a un pianista de ese tamaño, no solamente a nivel nacional, sino que a nivel mundial.

Tal vez hoy día estamos haciendo historia, porque he quedado muy impresionado por esta presentación que ha hecho Pilar Delgado, y nos vamos a preocupar no solamente que toque en La Moneda, sino que pueda también continuar con su carrera. Ustedes son los padres. En lo que sí nos vamos a preocupar de inmediato, es en comprar dos baberos, para la madre y para el padre, porque sin duda lo necesitan.

Quería compartir con ustedes, brevemente, porque las cuentas pueden ser de dos naturalezas: uno es describir con detalle y profundidad lo que se ha hecho, y lo otro es tratar de compartir con ustedes un balance más bien conceptual.

Los candidatos, y acabamos de terminar una elección, tienen el privilegio de poder hacer promesas, y es importante hacer promesas, porque de esa forma estamos pavimentando o iluminando los caminos del futuro. Los Presidentes tenemos la obligación de rendir cuenta de nuestros compromisos. Y eso es lo que intento hacer hoy día frente a ustedes, y a través de este documento, que se denomina "Chile avanza con todos, en Magallanes y La Antártica", ustedes van a poder encontrar una cuenta completa de lo que fueron nuestras promesas cuando era el tiempo de hacer promesas, y también lo que son nuestras obras, ahora que es tiempo de rendir cuenta de nuestras obras.

Y quería partir por compartir con ustedes que la región de Magallanes siempre ha sido una región emblemática en nuestro país. Recordemos la visión que tuvo el padre de la patria, Bernardo O'Higgins, que siempre miró a Magallanes con un compromiso y una vocación muy especial. Tanto es así que sus últimas palabras en el lecho de muerte fueron "Magallanes, Magallanes".

Y tenía razón, porque ésta es una región de una importancia para nuestro país, que va más allá de lo que es la importancia que tienen todas nuestras regiones, por el hecho de su ubicación limítrofe estratégica y por ser la puerta de entrada al Continente Antártico.

Ayer tuvimos la oportunidad de inaugurar la nueva base Polar Conjunta de nuestras fuerzas armadas y del Instituto Chileno Antártico, en el Glaciar Unión, la primera base chilena dentro del Círculo Polar Antártico, porque igual como O'Higgins tenía esa visión por Magallanes, nosotros tenemos que tener la misma visión por la Antártica, el continente blanco, el continente del futuro, el continente de la paz, el vivero más diverso que existe en la humanidad, el laboratorio al aire libre más promisorio de la humanidad, la reserva de agua dulce más importante de la humanidad.

Por eso quisimos ayer estar en el Glaciar Unión, inaugurando esta nueva base, que nos va a permitir una nueva presencia y que va a ir evolucionando, porque dentro de los proyectos de la base Glaciar Unión está la construcción del primer observatorio polar que existe en el mundo.

Y es importante, porque Chile tiene, y eso para Magallanes es parte de su vida, una vocación antártica por razones históricas, fuimos el primer país que tuvo título jurídico sobre la Antártica en los tiempos en que éramos colonia, además, es el país más cercano a la Antártica. Incluso la plataforma continental del continente de América del Sur se prolonga hacia la plataforma continental de la Antártica. Pero además, Chile ha sido un país que ha tenido una permanente presencia en la Antártica.

Ayer, posteriormente tuve la oportunidad de visitar el nuevo Paseo Colón, que va a ser un gran aporte a esta ciudad de Punta Arenas, visitamos el Puente Magallanes, sobre el Río Las Minas, que es el primer puente que está íntegramente remodelado y que permite duplicar el cauce que el Río Las Minas es capaz de conducir, y así evitar que se produzcan las inundaciones que cada cierto tiempo afectan tan gravemente a esta ciudad. Después visitamos la Plaza Sampaio y, finalmente, pudimos inaugurar el monumento a la Goleta Ancud, que es una de las epopeyas en la historia de nuestro país. Esa goleta que zarpó el año 1843 desde Ancud y que después de una peripecia llena de adversidades, peligros y dificultades, como son las grandes obras de la humanidad, logró llegar a estas tierras de Punta Arenas, pocos días antes que llegara un barco francés, y hacer que Magallanes se integrara en plenitud al territorio nacional.

Por tanto, hoy día quería compartir con ustedes este balance.

Quiero partir por las grandes cifras. Lo cierto es que cuando uno ve las grandes cifras de la Región de Magallanes, uno se da cuenta que esta región está experimentando un verdadero renacimiento, desde muchos puntos de vista. No los quiero agobiar con las cifras, pero que esta región, después de un largo período de estancamiento, en que crecía menos que el promedio de nuestro país y, por tanto, iba perdiendo importancia relativa dentro de nuestra nación, haya recuperado, y en plenitud, su capacidad de crecimiento, y que hoy día esté liderando el crecimiento de nuestro país, es una gran noticia para los magallánicos, porque se traducen en una mejor calidad de vida, pero para todos los chilenos, porque significa que estamos potenciando nuestras regiones extremas.

El año 2012 la tasa de crecimiento de la Región de Magallanes fue del 13%. El año pasado en algún momento se acercó al 20%. Y, por tanto, está mostrando esta región un potencial de crecimiento, que era lo que siempre esperábamos de Magallanes, pero que nunca antes habíamos logrado, y tenemos que remontarnos al tiempo de los pioneros para ver una región con tanta pujanza y con tanto dinamismo.

Adicionalmente a eso, es una región cuya tasa de desempleo está entre las más bajas de nuestro país, un poco más del 4%, 4,2%. Es decir, es una región que está viviendo lo que en economía se denomina "pleno empleo". Y es muy importante, porque eso significa que todos los magallánicos saben que si quieren trabajar, ganarse la vida, poder aportar a su región, lo van a poder hacer.

Por otra parte, durante estos cuatro años hemos duplicado, en promedio, el aporte que hace el Gobierno Central a los fondos de inversión de desarrollo regional, con lo cual le estamos dando no solamente más recursos, sino que también más autonomía, más independencia al desarrollo de la región. Porque sin duda, y esto es de sentido común, el que mejor conoce los problemas es el que los vive, el que más interés tiene en resolverlos, es el que se va a beneficiar de esa solución. Y por eso, acercar el gobierno a la gente y lograr que las personas se sientan más partícipes, se sientan más escuchados, que sientan que pueden aportar al desarrollo de su región o de su provincia, o de su comuna, es parte de los objetivos que nos hemos propuesto impulsar y que se refleja en estas cifras que hemos logrado duplicar en promedio, el tamaño del Fondo Nacional de Desarrollo Regional.

Por otra parte, en materia de creación de empleos, hemos creado más de 7.129 empleos durante este Gobierno, que es una cifra que nos ha permitido hacer que Magallanes esté entre las regiones con mayor empleo en nuestro país.

La pobreza, que era de un 9,1%, es decir, casi 1 de cada 10 habitantes de esta región vivía en las condiciones indignas de pobreza, hoy día se ha reducido prácticamente a la mitad.

Y adicionalmente a eso, hemos logrado hacer un enorme esfuerzo en temas tan importantes para la región, como los temas de salud y de educación, que simplemente lo simbolizo en el nuevo Hospital Regional Dr. Lautaro Navarro Avaria y en el nuevo Liceo de Excelencia, Luis Alberto Barrera, de Punta Arenas.

Por eso estoy convencido que la región está experimentando un renacimiento y que es muy importante, porque hace justicia a los habitantes de la región. La región de Magallanes es la más grande del país y es la segunda con mayor densidad poblacional de nuestro país. Y por eso como región extrema necesitaba y requería un tratamiento especial. Creo que ese tratamiento especial, con el cual nos comprometimos como Gobierno, lo hemos cumplido. Y se refleja en indicadores, por ejemplo, como la duplicación en tamaño del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, pero también en las leyes especiales de fomento a las regiones extremas, que son leyes de excepción para permitir un desarrollo más fuerte, más rápido y también más profundo de nuestras regiones extremas.

Y por eso, extendimos la vigencia de las leyes de excepción, que no fuera año en año, sino que le dimos una vigencia de 25 años hacia adelante, lo cual significa que esa estabilidad permite realmente que el efecto fecundo de esas leyes de excepción en promover y motivar el desarrollo, se esté generando con mucha mayor fuerza y con muchos mejores resultados.

En esta región, que tiene más de 132 mil kilómetros cuadrados, sin incluir el Territorio Antártico y, por tanto, la convierte en la región más grande de nuestro país, viven aproximadamente 160 mil habitantes. Y por eso es una región que tiene una historia maravillosa. Todos sabemos cómo se pobló esta región en los tiempos muy anteriores a que llegaran los españoles y todos sabemos cómo la aventura de Hernando de Magallanes permitió descubrir el Estrecho de Magallanes. En esos tiempos lo que buscaban los españoles era una ruta directa hacia las Molucas, las islas de las Especias, y querían lograrlo por mar. Y por eso exploraron en el sentido inverso a lo que la mayoría había intentado, partiendo hacia el Oeste y no hacia el Este, de forma tal de lograr esa conexión, y Hernando de Magallanes descubrió para el mundo occidental, porque el Estrecho estaba descubierto mucho antes, este gran Estrecho que cambió la historia y cambió la vida no solamente de nuestro país, sino que de gran parte de la humanidad.

Pero lo importante es que ésta es una región que ha tenido grandes héroes y grandes pioneros, pero la mayor parte son héroes y pioneros anónimos, son aquellos que todos los días se levantan temprano, cumplen con su misión y hacen patria y soberanía en estas tierras lejanas, distantes, muchas veces aisladas.

Por esa razón quería plantear que es una región que tiene una historia maravillosa, una historia llena de leyendas, de heroísmo, de epopeya, pero más importante aún que la historia, que tiene un futuro luminoso y promisorio por delante, que se está empezando a reflejar en este renacimiento y en esta recuperación que la Región de Magallanes está experimentando y que tiene que continuar, porque los gobiernos pasan, las regiones quedan. Cada gobierno construye sobre la base de lo que hizo el gobierno anterior y le lega al gobierno que viene, una plataforma para que el nuevo gobierno, al cual le deseo la mejor de las suertes y el mayor de los éxitos, pueda seguir desarrollando nuestro país y ojalá podamos cumplir un sueño, el sueño que han acariciado nuestros padres, nuestros abuelos desde siempre, pero que nunca lograron concretar, que es transformar a Chile en un país desarrollado, sin pobreza, con verdadera igualdad de oportunidades, un país más libre, más próspero, más justo y más fraterno.

Por eso quería partir por hacer un breve balance de lo que fueron nuestros compromisos.

Hicimos compromisos en materia de recuperar la capacidad de crecer, y de verdad la región de Magallanes pasó de estar en los últimos lugares de crecimiento en nuestro país, a liderar el crecimiento entre todas las regiones de Chile, y eso habla por sí solo del compromiso, del esfuerzo y del mérito que corresponde a los habitantes de esta región. Nada de esto es casualidad, nada de esto cae como el Maná del cielo.

A nosotros nos ha tocado gobernar en tiempos difíciles. Nos tocó, 11 días antes de asumir el Gobierno, tener que hacernos cargo de un terremoto devastador, que destruyó parte muy importante de la infraestructura de nuestro país. Recordemos que en pocos minutos perdimos 1 de cada 3 escuelas, 1 de cada 3 hospitales, perdimos más de 1.800 obras civiles, se destruyeron puertos, aeropuertos, puentes, embalses, canales de regadío, bases navales y, en consecuencia, fue un comienzo muy difícil, porque asumimos como Gobierno la responsabilidad de reconstruir nuestro país en cuatro años.

Les voy a contar una anécdota. Poco tiempo después del terremoto en Chile, hubo un terremoto en Japón, y tuve la oportunidad de conversar con el entonces Primer Ministro japonés y le pregunté qué iba a significar para Japón, la tercera potencia económica más grande del mundo, ese terremoto. Me dijo que iba a significarles, por lo menos, 10 años el esfuerzo de la reconstrucción y que además iban a tener dos años de recesión.

Me lo encontré hace poco tiempo y recordamos esa conversación, porque él me preguntó ¿y qué van a hacer ustedes en Chile con su terremoto? Dudé, después de escuchar sus palabras, de decirle lo que nos habíamos propuesto los chilenos, que era reconstruir nuestro país en cuatro años y no tener ninguna recesión, sino que, por el contrario, lograr que la economía, lejos de entrar en recesión, se acelerara y pudiese recuperar esa capacidad de crecimiento que habíamos perdido.

Y lo cierto es que hoy día, con el pasar del tiempo, vemos que esa promesa la hemos cumplido. Nuestro país está prácticamente reconstruido, y ustedes, cuando recorran las zonas que fueron afectadas por el terremoto, van a poder ver cómo las carreteras, los puentes, los hospitales, las escuelas, los embalses, los aeropuertos, los puertos, están hoy día funcionando, y es lo que ha permitido a nuestro país esa recuperación.

Pero además del terremoto, nos ha tocado vivir en tiempos de crisis de la economía mundial, hemos tenido, además, que enfrentar una de las peores sequías que ha afectado a nuestro país, y esto lo digo no para explicar por qué no cumplimos nuestros compromisos, sino que para mostrar las dificultades que hemos debido enfrentar en el camino, y a pesar de ello, y esto es mérito de todos los chilenos, hemos logrado cumplir nuestros compromisos como país.

Pero también hay obras que los países tienen que dejar a las generaciones futuras. Por eso nos propusimos, además de recuperar la capacidad de crecer, de crear trabajos, nos propusimos también recuperar obras que la historia establece como un verdadero compromiso para cada una de nuestras generaciones. Es así como parte del Legado Bicentenario vive y tiene sus raíces aquí en la Región de Magallanes.

Dentro de las obras Bicentenario que quisiera destacar con mucha fuerza, está, por de pronto, esta maravillosa casa museo Braun Menéndez, que es parte de la historia de Magallanes y que ha sido restablecida, restaurada y, por tanto, va a ser un verdadero legado para las generaciones futuras.

Pero además de la recuperación de esta casa Braun Menéndez, también la recuperación del Teatro Regional, que es un teatro que tiene una historia maravillosa, una arquitectura deslumbrante y, por tanto, merecía esa renovación y esa recuperación.

Podemos también mencionar, como parte del Legado Bicentenario, lo que ha sido la inauguración de la nueva Base en el Glaciar Unión, a lo cual hacía referencia hace un momento, la creación del Parque Nacional Yendegaia, que vamos a inaugurar esta tarde, y que nos permite contar con un parque de 150 mil hectáreas que va a permitir proteger, mantener, conservar una maravillosa biodiversidad de la flora y la fauna, pero hacerla compatible con actividades humanas que sean consistentes y que sean apropiadas para esa naturaleza prístina, cristalina, virgen que tenemos en esta región, como actividades de turismo.

También la construcción de la Ruta del Fin del Mundo, que nos va a permitir unir el Estrecho de Magallanes con el Canal del Beagle, a través de la Isla Grande de Tierra del Fuego y que se une a otras obras emblemáticas a nivel nacional, por ejemplo, la Carretera Austral, que ya está avanzando y que va a permitir unir la región de Los Lagos, desde Puerto Montt, con la provincia de Palena, con la región de Aysén, esa es una ruta de más de mil kilómetros que parte en Puerto Montt, cruza el Golfo de Reloncaví, pasa por Hornopirén, por Pichanco, Leptepú, Caleta Gonzalo y después se prolonga hacia el sur, pasando por Chaitén, Coyhaique, y ya estamos llegando a Villa O'Higgins, Puerto Octay, Caleta Tortel. Es decir, ya estamos en el borde mismo de Campos de Hielo Sur.

Esa es una obra que es sin duda algo que va a permitir integrar a nuestro país, y ya no solamente estamos terminando esa parte de la Carretera Austral, sino que también ya estamos planificando la segunda parte de esa gran obra, que es continuar hacia el sur, para lo cual vamos a tener que cruzar Campos de Hielo Sur.

Hemos explorado distintas alternativas, algunas por el Oriente, otras por el Poniente de Campos de Hielo Sur. Cuando logremos construir esa obra, la Carretera Austral va a poder llegar hasta Puerto Natales, hasta Punta Arenas, y desde Punta Arenas, por esta Ruta del Fuego, hasta el Canal del Beagle, y así vamos a tener integrado a nuestro país desde la frontera con Perú, en el norte, hasta el Canal del Beagle, en el sur. Esas son obras monumentales, que comprometen a nuestra generación, la generación del Bicentenario.

Y la tercera obra que también tiene carácter de obra emblemática, además de la Ruta del Fuego, además de la Carretera Austral, es el puente sobre el Canal de Chacao, que esperamos adjudicar en los próximos días, y que nos va a permitir integrar a nuestro país desde la frontera con Perú, hasta Quellón, en más de 3 mil kilómetros de carretera, por territorio chileno.

Pero cuando seguimos con las obras de avance que hemos logrado hacer en la Región de Magallanes, quisiera destacar, además de estas obras del Legado Bicentenario, otros proyectos que son muy emblemáticos. Por de pronto, el transformar a Punta Arenas en la puerta de entrada de la región de la Antártica. Estamos remodelando los puertos, para poder acoger y tener la infraestructura que una tarea de esa naturaleza significa, estamos fortaleciendo nuestras bases y estamos, además, incorporando la nueva Base Glaciar Unión.

Por otra parte, en materia de desarrollo de Punta Arenas como la puerta de entrada, es muy importante, sin duda, lo que estamos haciendo para facilitar la llegada de los barcos y de los cruceros, que muchas veces habían dejado de considerar a Punta Arenas como parte de su itinerario, y que ahora lo están reincorporando. Modificamos las leyes, facilitamos el acceso, bajamos los costos de faros y balizas, cambiamos la ley de casinos, y ustedes ven cómo la actividad naviera y la actividad turística de Punta Arenas se está recuperando, y con ese tremendo potencial de ser la puerta de entrada hacia el Continente blanco.

En materia de salud, la construcción del nuevo Hospital Clínico de Magallanes, Dr. Lautaro Navarro Avaria, que es un hospital que ustedes han visto, que tiene todas las facilidades en materia de infraestructura, de tecnología, de equipamiento. Sé que tenemos un problema con la dotación de médicos especialistas, y eso es verdad, y no sacamos nada con desconocerlo. Cuando llegamos al Gobierno, en nuestro país había un déficit de más de 3 mil médicos especialistas. Y como país estábamos formando mil médicos especialistas cada cuatro años. Es decir, no estábamos avanzando en cerrar ese déficit. Al revés, ese déficit estaba creciendo.

Por eso, porque sabíamos que los médicos especialistas no se compran en la farmacia de la esquina, la formación de un médico especialista toma por lo menos tres años, y en algunas especialidades toma hasta 6 años, y le cuesta al Estado chileno una inversión de 100 millones de pesos en promedio la formación de cada médico especialista.

Por eso aumentamos de mil a 4 mil la capacidad de la sociedad chilena de formar médicos especialistas, muchos de ellos ya están en esta región, pero la mayor cantidad se está formando, con el compromiso de venir a esta región y poder concretar la ecuación de la salud, porque nada sacamos con tener los mejores hospitales del mundo, el mejor equipamiento del mundo, la mejor tecnología del mundo, si no tenemos también el recurso humano.

Pero además de eso, en el convenio de programación que se celebró entre el gobierno regional y el Ministerio de Salud, se contempla la construcción de dos nuevos hospitales, el de Natales y el de Porvenir, y ya están prácticamente construidos 7 nuevos Centros de Salud Familiar o postas rurales, como por ejemplo el de Villa Tehuelche, en Laguna Blanca, y los centros de salud 18 de Septiembre, Tomás Fenton y Puerto Williams, entre otros.

Respecto al Hospital de Porvenir y el hospital que está en proceso de planificación en Natales, esos procesos ya están absolutamente definidos, la arquitectura y los estudios de ingeniería ya están realizados, los financiamientos están comprometidos y, por tanto, son obras que van a transformarse en realidad.

Además, es muy importante no olvidarnos nunca que igual como Santiago no es Chile, Punta Arenas no es Magallanes, y por eso nuestra preocupación por las cuatro provincias que conforman esta región. Y, por ejemplo, en Puerto Natales uno se da cuenta cómo está cambiando Puerto Natales y está encontrándose con su destino de ser la puerta de entrada a ese maravilloso Parque de Torres del Paine, con una nueva costanera, un nuevo polideportivo, con este nuevo hospital, que significa un avance y un progreso muy necesario y, a mi juicio, muy justificado, para los casi 180 mil habitantes de esta región, que tienen que vivir muchas veces en condiciones tan inhóspitas.

Vamos a llamar también en las próximas semanas a licitación para la construcción del Centro Geriátrico de Punta Arenas, porque la población chilena está envejeciendo, pero en Punta Arenas, a pesar de que los índices de vida saludable tienen mucho que mejorar, tiene índices de longevidad que están a la cabeza de nuestro país. En consecuencia, tenemos que empezar prepararnos para un país en que los adultos mayores no van a ser una población pequeña, sino que van a ser parte muy importante de nuestra población. Y a eso apunta la construcción de este Centro Geriátrico en Punta Arenas, que nos va a permitir complementar el hospital clínico al cual hacía referencia.

Y en materia de educación, implementamos el primer Liceo de Excelencia en esta región, Luis Alberto Barrera, que beneficia a casi 700 estudiantes, e inauguramos el nuevo Liceo Polivalente Hernando de Magallanes, en Porvenir.

Creamos la Beca Magallanes, que es un estímulo, un incentivo y una ayuda que está beneficiando a los estudiantes de esta región que sigan estudios superiores y que elijan continuar sus estudios aquí, en esta región, en sus universidades, institutos profesionales o centros de formación técnica que estén reconocidos por el Ministerio de Educación.

En materia de pobreza, también hemos conseguido grandes avances, porque la tasa de pobreza se redujo, respecto al año 2009, en más de un 36%. La tasa de pobreza, que era de 9,1% el año 2009, de acuerdo a la última encuesta Casen del año 2012, se redujo a 5,8%, y vamos a conocer en los próximos meses los resultados de la encuesta Casen del año 2013, donde todo indica que vamos a tener una nueva disminución significativa y profunda en la pobreza a nivel nacional y por supuesto también en cada una de las regiones.

En materia de vivienda, esta región se ha distinguido por ser la primera región que logró poner fin a los campamentos. Pero además, hemos hecho un esfuerzo aumentando la inversión en vivienda, en más de un 68%, y aumentando el número de soluciones habitacionales entregadas en más de un 54%, lo cual nos ha permitido no solamente aumentar el número, sino que también aumentar la calidad y hacer que la política de vivienda se adecue a las necesidades y características especiales de cada una de las regiones, en este caso fortaleciendo el aislamiento térmico para poder hacer mejor frente a las dificultades del clima y, al mismo tiempo, contribuir al ahorro de energía.

También es muy importante la inauguración de un programa nuevo, que ha sido muy eficiente y ha tenido mucho éxito aquí en la región de Magallanes, que es el programa de subsidios para los sectores de clase media, porque los subsidios habitacionales estaban orientados a los sectores más vulnerables y habían dejado de lado a los sectores de clase media, ya se han entregado 1.961 subsidios de clase media. Y adicionalmente, con el término, como les decía, del Campamento Los Pitufos y la construcción de la Villa Última Esperanza, ésta es la primera región de Chile que ha logrado terminar con los campamentos.

A esto se suma el proyecto habitacional Lomas de Baquedano I en Porvenir y también la entrega de conjuntos habitacionales en Puerto Edén, en Puerto Williams, que son más de 3 mil viviendas que prácticamente llevaban años esperando su concreción y ha permitido, en consecuencia, resolver ese déficit habitacional y hacerlo en condiciones más acordes a las verdaderas necesidades de una región con las condiciones climáticas.

En materia de seguridad ciudadana, éste es un tema que sin duda tenemos que seguir trabajando unidos para lograr llegar con esa mayor tranquilidad y seguridad a todos los habitantes de nuestro país, pero es importante destacar que el índice de victimización, que es el porcentaje de hogares que había sido víctima de un delito y que afectaba al 33% el año 2009, es decir, una de cada tres familias chilenas fue víctima de un delito el año 2009, el año 2012 ese índice se redujo a un 26%.

Y hemos logrado aumentar sustancialmente la dotación de carabineros, más de 10 mil nuevos carabineros a nivel nacional, más de 589 nuevos carabineros aquí en la región de Magallanes, e implementamos los programas Barrio en Paz Comercial en el casco histórico de Punta Arenas, y el plan cuadrante en Puerto Natales, con lo cual hemos logrado llegar a 150 comunas, casi la mitad de las comunas de Chile, todas las comunas con más de 20 mil habitantes, con el plan cuadrante.

Se inauguró el nuevo Centro de Justicia en Punta Arenas, donde finalmente pudieron reunirse el Juzgado de Garantía, el Juzgado de Juicio Oral en lo Penal, el Tribunal de la Familia, el Juzgado de Letras, el Juzgado del Trabajo, y también la Administración Zonal de todo el sistema de justicia en Punta Arenas.

Pero donde se ha hecho un esfuerzo muy grande, muy importante y muy necesario es en materia de conectividad e infraestructura en una región tan grande y con tantas dificultades de la naturaleza, como lo es la región de Magallanes. El Parque inundable de Agostini, aquí en Punta Arenas, la Plaza de Armas de Puerto Williams, las primeras etapas de la Costanera Pedro Montt en Puerto Natales, la construcción del borde costero en el tramo Miraflores-Teniente Serrano. En la comuna de Puerto Natales se inauguró el nuevo edificio consistorial y la remodelación de la plaza de armas.

En materia de infraestructura vial, se pavimentó la Avenida Manantiales, la Calle Pérez de Arce, la Avenida Colón, cuyas obras están prácticamente terminadas, la nueva costanera del Río Las Minas, y se rehabilitó los Barrios Croata y Playa Norte.

Y en materia de infraestructura interurbana, que es otra de las necesidades de la región de Magallanes, los tres tramos que van a permitir unir, por un camino pavimentado, Punta Arenas con Fuerte Bulnes. También la reconstrucción o remodelación de la ruta que une Punta Arenas con el aeropuerto Presidente Ibáñez del Campo, el tramo que se está construyendo, y que va a permitir unir Natales con Puerto Bories, lo que va también permitirnos prolongar la costanera de Puerto Natales y de esa forma integrar mejor a Puerto Natales al resto de la región.

El camino Cerro Sombrero-Onaissin, que nos va a permitir mejorar más de 80 kilómetros de carretera. La ruta I-565, que es el tramo que va desde Punta Arenas a Río Seco, un proyecto que comprende la ruta que une el sector de la rotonda de Avenida Frei, en Punta Arenas, que es el kilómetro cero, y que va ir bordeando el Estrecho de Magallanes en dirección norte y que finaliza con el empalme con la ruta 9.

La reposición de la ruta que une Gobernador Philippi con Monte Aymond, y la ruta internacional, que es la principal puerta de entrada terrestre a esta zona, que está ya con un avance de más del 70%.

Los nuevos puentes que se han construido. Por ejemplo, el nuevo puente sobre el Río Weber, en Torres del Paine, el puente El Negro, también en Torres del Paine, el Puente José Menéndez, o el Puente Magallanes, que ya está entregado a la comunidad.

Y en materia de infraestructura deportiva, sin duda que destaca el nuevo polideportivo de Puerto Natales, que tiene ya 75% de avance, y que podemos esperar inaugurar durante los próximos meses.

Pero también es importante, en lo que se refiere a conectividad, la nueva senda de penetración desde Caleta Amarrilla hacia Yendegaia, que a través del aporte del Cuerpo Militar del Trabajo, nos está permitiendo unir dos instancias tan significativas para esta región, como es el Estrecho de Magallanes con el Canal del Beagle.

Y también la construcción de los múltiples puentes que esa ruta exige, como por ejemplo, el Puente Alonso, el Puente Asturiza, que están prácticamente listos y que vamos a inaugurar durante este mes.

Y en cuanto a la conectividad aérea, estamos sin duda trabajando no solamente en el nuevo aeropuerto de Puerto Natales, sino que también en la remodelación y ampliación del Aeropuerto Presidente Ibáñez, que se está transformando definitivamente en la puerta de entrada hacia la Antártica.

Ya tenemos también muy avanzadas las conexiones para poder interconectar mejor nuestras islas, a través de la ampliación de un conjunto de rampas y transbordadores en Puerto Williams, y también los nuevos terminales de pasajeros en Bahía Chilota, en Porvenir, y en Bahía Catalina, lo cual permite una mucho mejor conexión. Y si a esto agregamos las rampas en Puerto Natales, en Puerto Edén y en Puerto Daroch, vemos que la conectividad, que en esta zona necesariamente exige conectividad terrestre, pero también conectividad marítima, que se suma a la conectividad aérea, han dado un gran paso adelante.

También otra conectividad que en esta zona era particularmente importante, es integrarla a la sociedad del conocimiento y la información, permitiendo que puedan tener acceso a las tecnologías de las comunicaciones. Hace pocas semanas tuvimos la oportunidad de inaugurar los proyectos de telefonía móvil tanto para voz como para datos en las rutas de Tierra del Fuego, particularmente en la Comuna de Timaukel, lo cual no solamente mejora la calidad de vida, sino que permite contar con un instrumento de conexión y de integración en la región.

En el caso de la Antártica, hemos ampliado la Base Científica Profesor Julio Escudero, en la Antártica Chilena, que es una que administra nuestra Fuerza Aérea, y hemos reabierto la Base Teniente Carvajal, que está ubicada en el extremo sur de la Isla Adelaida, que va a permitir además servir de base de aprovisionamiento a la Base Glaciar Unión, que tuvimos la oportunidad de inaugurar ayer.

Pero en el área de turismo es tal vez donde se ha hecho el avance y el progreso más notable en esta región.

La entrega en concesión del Fuerte Bulnes en Punta Arenas y, por tanto, recuperar todo lo que ese Fuerte significó en la historia de esta región.

El parque histórico Rey Don Felipe, con sus 133 hectáreas, donde se está construyendo un nuevo centro de visitantes.

La recuperación, después del devastador incendio que sufrió el Parque Nacional Torres del Paine, que hoy día ha sido designado como la octava maravilla del mundo, con un plan de recuperación de árboles en que ya nos ha permitido plantar o recuperar más de 90 mil árboles, en un proyecto que está en plena marcha y que nos va a permitir recuperar todo el potencial turístico de una zona con la belleza única en el mundo que tiene el Parque Torres del Paine.

Por otra parte, también es importante este nuevo Parque Yendegaia, que es parte del Legado Bicentenario, que nos va a permitir contar con 150 mil nuevas hectáreas que se suman a nuestra área de parques, y de esa forma hacemos un aporte a la conservación, a la preservación a las generaciones futuras, pero también al desarrollo económico de la región, porque el parque contempla todas las actividades consistentes y compatibles con esa conservación, pero que también significan desarrollo económico.

Y en materia de recuperación histórica o de patrimonio histórico, estamos muy avanzados en la recuperación de la Iglesia María Auxiliadora, que es una iglesia que data de comienzos del siglo pasado, y aquí recuerdo lo que decía Joaquín Edwards Bello, que decía que los chilenos teníamos una especial predilección por destruir todo aquello que nuestros antepasados nos habían legado y reemplazarlo por nuevas obras, que según él constituían verdaderos monumentos a la fealdad. Y algo de razón tiene. Piensen ustedes que cuando uno analiza la historia, nadie pensó, cuando se destruyó el Puente de Calicanto, la tremenda pérdida patrimonial, cultural e histórica que ello significó. Se derrumbó, nadie se preocupó de cómo se iba a preservar lo que podía ser preservado, hasta que con la construcción del Metro se encontraron vestigios de lo que había sido ese puente, que fue parte tan importante de la historia de nuestra ciudad capital.

Lo mismo con la Iglesia del Espíritu Santo en Valparaíso, donde fueron velados los restos de Prat, y que simplemente pasó a la historia sin ningún análisis.

Por eso el Legado Bicentenario, que tiene cinco obras en esta región, lo que busca es recuperar, conservar y legar a las generaciones futuras obras que nuestros antepasados nos habían regalado y, al mismo tiempo, construir obras nuevas que también queremos legar a las generaciones futuras.

Y desde ese punto de vista, sin duda que la Casa de los Intendentes, el Teatro Regional, el Museo Regional Sara Braun, donde estamos hoy día, son obras que merecían ser recuperadas, restauradas y legadas a las generaciones futuras.

En materia de desarrollo del turismo, porque esta región tiene cinco grandes motores: la agricultura, la actividad pecuaria, la energía, la pesca y el turismo, son los cinco grandes motores que ya están en plena marcha y que han permitido iniciar a esta región un verdadero renacimiento.

Y estoy convencido que los cinco motores son motores muy poderosos, y si los administramos con inteligencia, por ejemplo en la zona de pesca, no vamos a repetir los errores que se cometieron en la Región de Los Lagos y que terminaron en una crisis que casi fue terminal de la industria de la pesca. Por eso la nueva ley de pesca pone como objetivo central que sea una actividad sustentable con el resto de las actividades de la región y sustentable en el tiempo, para que no agotemos esta riqueza que se está desplazando hacia el sur.

Por todo ello, quería terminar estas palabras diciendo que para este Presidente, que le tocó presentar el Plan de Desarrollo de la Región de Magallanes, cuando le planteamos a los magallánicos como un verdadero desafío experimentar o producir un verdadero renacimiento, poder transformar una región que en muchos sentidos estaba rezagada, en una región pionera, en una región con liderazgo, en una región que marcara el rumbo, y hoy día, cuatro años después, ver que parte muy importante de ese plan está ya realizado y el resto está en plena realización, es una gran fuente de alegría y satisfacción, porque cuando un Presidente está terminando tiene sentimientos encontrados: por una parte la alegría y la satisfacción de haber logrado contribuir a legar al futuro gobierno un mejor país que el que nosotros recibimos del gobierno anterior. Igual como el futuro Gobierno tendrá la misma obligación de legar al Gobierno que vendrá un mejor país que el que nosotros hoy día le estamos entregando, esa es una tremenda fuente de alegría, de satisfacción y de gratitud. Porque tengo plena conciencia que esto no es mérito sólo del Gobierno, el principal mérito es de todos los chilenos, y en este caso de los magallánicos, que lograron tomar su propio destino en sus propias manos.

Pero también surge un sentimiento de nostalgia, porque éste es un Gobierno que está en sus últimas etapas y se inicia un nuevo Gobierno, pero a ese sentido de nostalgia hay que darle un aspecto o una proyección positiva.

Por eso espero y estoy muy confiado en que el próximo Gobierno que inicia bajo el liderazgo de Michelle Bachelet el 11 de Marzo, va a poder continuar con este proyecto de devolverle a Magallanes su liderazgo, su espíritu pionero, su capacidad de emprendimiento, de forma tal de que esta región pueda sentir que no solamente es parte de Chile, es parte fundamental de nuestro país, por el hecho de ser una región fronteriza, por ser la puerta de entrada al Continente Antártico, y para eso sin duda la labor del próximo Gobierno va a ser fundamental, pero también la labor de ustedes.

Por eso termino estas palabras deseándole al futuro Gobierno el mejor de los éxitos y que tenga una labor fecunda, y agradeciéndole a todos y a cada uno de ustedes por el gigantesco aporte que han hecho para que esta Región de Magallanes esté hoy día escribiendo quizás las páginas más promisorias y con mayor proyección de su historia, tal como la supieron escribir hace mucho tiempo los pioneros que dieron origen y nacimiento a esta región, ustedes hoy día están recogiendo ese legado, proyectándolo hacia el futuro y contribuyendo a hacer de Chile un país más libre, más próspero, más justo y también más fraterno.

Muchas gracias.
Punta Arenas, 5 de enero de 2014.

Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

No hay comentarios: